Francisco Rodríguez: El G-4 aplicó una estrategia fracasada y no se manejó con transparencia

El economista Francisco Rodríguez, expresó que el G-4 aplicó una estrategia que fracasó y que tuvo un alto costo para el país y que a su juicio, no se manejó con transparencia.

“Yo tengo una enorme confianza tanto en Julio Borges como en Leopoldo López, ellos quieren a su país, pero eso no quiere decir que ellos no hayan hecho las cosas mal. El G-4 llevó adelante una estrategia política que fracasó y además no fueron capaces de conducirse con la transparencia que debían”, dijo.

Monómeros y Citgo

En el programa Vladimir a la Carta el economista calificó el caso de la empresa Monómero como algo “sorprendente y sin precedentes”.

“Esta empresa era tan rentable que ni el chavismo pudo quebrarla y en los dos años y medio que el interinato ha tenido el control la han llevado a entrar en un proceso de bancarrota”, destacó.

Expresó que esto ocurrió por un mal manejo y un manejo muy politizado.

“El problema es que aquí llegó un momento donde los partidos del G-4 decidieron que se iban a repartir los directorios de Monómeros y Citgo. Esto es muy grave, debe ser investigado”, dijo.

Rodríguez precisó que esta falta de transparencia no se esperaba por parte del G-4.

“Cuántas veces se le criticó a el ex ministro Giordani la falta de transparencia, la corrupción de los asuntos públicos, la forma en la que no rendía cuentas; lo mismo está pasando con el interinato, no han querido rendir cuentas”, dijo

También expresó, “Nosotros nos confiamos en que la gente de la oposición fuese diferente a los del gobierno. Cómo es que la gente que iba a cambiar el país y que conozco, los encontramos destrozando lo que quedaba del Estado venezolano”.

Asimismo, aclaró que “hablar sobre la corrupción chavista es llover sobre mojado. Eso ya lo sabemos todos”

La reconversión

El economista considera que la reconversión es un paliativo que no soluciona el problema de fondo de la economía venezolana.

“El problema de fondo es que Venezuela tiene un manejo de políticas macroeconómicas muy pobres que nos han llevado a caer en una hiperinflación y no hay un plan de estabilización para salir de eso”, explicó.

Destacó que le preocupa el anuncio del BCV de aumentar la intervención cambiaría.

“Una de las cosas que más me preocupa es el anuncio del BCV de que van a aumentar la intervención cambiaría y van a comenzar a vender 50 millones de dólares diarios. El BCV lo que está haciendo con esto es que nos está llevando por la misma ruta que empezó Giordani en 1999, es un gravísimo error. Eso es lo que puede llevar a que terminemos en una maxi devaluación y a que esta nueva reconversión dure muy poco”.

El 21 noviembre es fundamental

Finalmente, el entrevistado dijo que las elecciones del 21 de noviembre es fundamental por dos razones.

“Primero porque tenemos una oportunidad de propinarle una derrota al gobierno y segundo porque va a servir para que los venezolanos den una señal sobre quiénes quieren que dirijan la lucha democrática”.

Vea la entrevista completa aquí: