Ricardo Cusanno: “La mayoría silente quiere la pacificación del país”

El empresario y presidente de Fedecámaras, Ricardo Cusanno, está convencido de que para que el país prospere es imperativo un acuerdo de todos los sectores políticos del país.

En el programa Vladimir a la Carta Cusanno insistió en que hay que buscar un espacio donde el chavismo y la oposición se sienten a buscar soluciones para temas como la crisis de abastecimiento de gasolina, la salud, la economía y los servicios básicos.

“Muchos de los problemas que vive Venezuela tienen un paliativo inmediato que pasa por acuerdos políticos, reconocer que el Estado no está en capacidad de gerenciar, canalizar de forma correcta el capital venezolano y extranjero…”, dijo Cusanno.

Insistió en que la polarización que vive el país no ayuda a buscar calidad de vida a los venezolanos. “Los extremismos de visiones en el país no nos está llevando a nada”, advirtió Cusanno.

El COVID-19 y la economía venezolana

El presidente de Fedecámaras expresó que la situación dramática que vive el país en materia económica se remonta 25 trimestres antes de la llegada del coronavirus a Venezuela.

“El tema cierto es que en Venezuela el 13 de marzo cuando se conoce el primer caso de COVID-19 ya veníamos de 25 trimestres de contracción económica”.

En cuanto a la medida adoptada por el gobierno de 7 días de flexibilización y 7 días de cuarentena estricta, Cusanno dijo que “el sistema de flexibilización es positivo para salvaguardar la salud de los ciudadanos, pero en paralelo no pueden poner a la gente a decidir si muere de hambre o de coronavirus. Se debe construir un salario mínimo vital para los venezolanos y eso se puede lograr es con acuerdos políticos”.

A su juicio es viable que la economía del país se mantenga activa con estrictas medidas de bioseguridad, para así darle oxígeno a la productividad.

“Con protocolos estrictos y con un alto sentido de responsabilidad hacia la gente tú puedes mantener casi todas las actividades abiertas, controlando los aforos, manteniendo las distancias”, destacó Cusanno.

También insistió que la palabra diálogo no puede ser satanizada en el país porque para solucionar los problemas de la gente eso es lo que se requiere.

Finalmente expresó que considera que “debería repensarse todo el sistema de restricciones externas para que el daño colateral hacia al ciudadano de a pie no sea tan severo”.

Lo invitamos a ver la entrevista completa aquí: